Vino Espumoso

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
Rovellats Brut

9,85  8,87 

¡Oferta!
¡Oferta!
Mavam Vulcano
Valorado en 5.00 de 5

8,00  6,90 

¡Oferta!
Mavam Tentation

8,00  6,90 

¡Oferta!
Mavam Mojito

8,00  6,90 

¡Oferta!
Mavam Magic

8,00  6,90 

¡Oferta!
¡Oferta!
Mavam Glaciar

8,00  6,90 

¡Oferta!
¡Oferta!
Mavam Fortune

8,00  6,90 

¡Oferta!
Mavam Beach

8,00  6,90 

¡Oferta!
Col.lecció Extra Brut

30,60  29,00 

¡Oferta!
¡Oferta!
Caja Mixta Mavam

48,00  41,40 

Vino espumoso es aquel que contiene gas carbónico (las agradables y divertidas burbujas) como consecuencia de una elaboración especial, distinguiendo entre espumosos naturales, de aguja o gasificados.

Los vinos espumosos naturales adquieren el carbónico como consecuencia de una segunda fermentación mientras que los vinos de aguja mantienen una parte del gas generado durante la primera fermentación, bien por alguna particularidad durante dicho proceso o bien por su propio origen.

¿Cómo se hace el vino espumoso?

Si se sigue el método tradicional, conocido también como método champenoise, el vino, una vez embotellado, será sometido a una segunda fermentación para producir el gas. Es el proceso que se aplica al champán y al cava y es el considerado de mayor calidad

Con el método Charmat o Granvas la segunda fermentación del vino se lleva a cabo en grandes tanques y se embotella una vez desarrolla el gas carbónico.

Mención aparte requieren los vinos gasificados. El proceso es similar a las burbujas de los refrescos pues se añaden de manera industrial. En este caso el carbónico no integra plenamente con el vino, resultando una burbuja más gruesa y menos agradable.

Tipos de vino espumoso según azúcar y envejecimiento

Según el tiempo de envejecimiento, se obtienen vinos espumosos Reserva o Gran Reserva.

En función de su contenido en azúcar, la escala parte del espumoso Brut Nature (que tan sólo contiene sus azúcares naturales) seguido por espumoso Brut, espumoso Seco y espumoso Semiseco.

Espumoso Cuvée: una curiosidad

No existe inconveniente para que un vino espumoso se elabore a partir de vinos de distintas añadas.  Cuando las uvas de una determinada cosecha presentan una calidad excepcional cabe la posibilidad de elaborar vino espumoso con aquellos que correspondan a la misma añada. En este caso disfrutaremos un espumoso Cuvée.

Consejos para servir los vinos espumosos
 
Conviene desatar los alambres que protegen el corcho sin desprenderlos totalmente: hacerlo así permitirá mejor agarre.

Si antes de retirar el corcho inclinas la botella 45º, conseguirás cuatro ventajas: el tapón saldrá más despacio, habrá menos espuma, la superficie para que escape el gas será mayor y crearás menos presión al abrir la botella.

Este último aspecto es muy importante: no cabe duda de que el conocido “pum” resulta divertido y acompaña perfectamente el ambiente de celebración en que se suele disfrutar este tipo de vino. Pero no es lo más conveniente; haciéndolo de este modo la burbuja será más fina y duradera.

Al servirlo en la copa, tipo flauta, llena tan sólo la tercera parte y espera a que desaparezca la espuma blanca hasta de terminar de servir.

¡Y no pongas una cucharilla para conservar el gas! Es un mito que no sirve de nada. Un tapón que cierre herméticamente es la mejor opción.

Cesta