Ribera del Duero

Alilian Bodegas y Viñedos

:::: Home / Alilian Bodegas y Viñedos
  • Buenagente

    35,00 
  • Premora

    17,00 
  • Camino del Abuelo

    450,00 

Bodegas y viñedos Alilian se crea en el 2013, resultado de unir un sueño y un claro propósito, el de elaborar un vino de gran calidad. La dualidad está presente en todo momento ya que por un lado, se buscaron unos viñedos únicos situados en las zonas más privilegiadas donde la filoxera y la concentración parcelaria respetaron un viñedo sorprendente por variedad y por edad, ubicados en unas laderas que protegen el carácter del terruño proporcionándonos unos racimos excepcionales que hacen posible este gran vino y por otro lado, el esfuerzo técnico por sacar el mayor partido a cada añada, siendo cada cosecha interpretada y cuidada a partir de las características y las condiciones que la marcan. No se trata solamente de elaborar un vino si no de crear sensaciones.

La Bodega

Situada en el municipio burgalés de Aranda de Duero, en la carretera que une esta localidad con la de La Aguilera. Muy bien comunicada ya que en escasos cinco minutos accedemos a la autovía del norte (N-I). Técnicamente el enclave es inmejorable y la ubicación es estratégicamente perfecta por la proximidad de las cinco zonas de viñedos con la que elaboramos nuestros vinos. Esta situación hace que el tiempo de transporte de la vendimia sea realmente corto. Las instalaciones de las que disponemos en este nuevo proyecto, están adaptadas para elaborar con la mayor comodidad y calidad nuestros vinos. El equipamiento dotado de la más alta tecnología, es un espacio con la suficiente superficie para poder llevar a cabo la filosofía de nuestro trabajo. En definitiva se trata de una nueva bodega pero con un equipo humano con décadas de experiencia.

Los Viñedos

Con el claro convencimiento de que los vinos se hacen en la viña, fue mucho el tiempo dedicado para buscar unos viñedos singulares que nos pudieran proporcionar una uva excepcional. Fueron muchos los kilómetros recorridos hasta que por fin encontramos cinco zonas muy determinadas y diferenciadas entre sí, de las que sacamos el verdadero carácter existente en la gran zona de vinos del Duero. Podemos decir que estas cinco zonas, a su vez las dividimos en dos sub-zonas en cuanto a la edad de sus viñedos. La primera zona por edad del viñedo está enclavada en los términos municipales de Baños de Valdearados y La Horra, ambas de la provincia de Burgos. La segunda zona, se compone de otros dos municipios de la misma provincia, Moradillo de Roa y Gumiel de Mercado. La tercera zona se sitúa en la provincia de Soria en el término municipal de Castillejo de Robledo.

Elaboración

Un elemento diferenciador es la exhaustiva selección que se realiza, primero en el campo donde vendimiadores cualificados recolectan únicamente los racimos que verdaderamente han terminado el ciclo en cajas especiales de 13Kg. y seguidamente en bodega con una exhaustiva selección de racimo, con la que nos aseguramos que la uva encubada es de una calidad excepcional. Los trabajos realizados, son dirigidos con la intención de sacar el máximo potencial de la uva. Interpretamos la añada, pues cada año es diferente y nunca se repiten las mismas circunstancias y características.
Toda la maquinaria es de nueva generación y son herramientas que respetan a la perfección la integridad física de la uva evitando en cada momento del proceso de elaboración, el maltrato ya sea de la materia prima, así como del producto elaborado.
Disponemos de unos equipos de última generación para el control térmico tanto en la recepción de la uva, como en el proceso de las dos fermentaciones, que dándonos unos resultados excepcionales técnicamente son respetuosos con el medio ambiente tanto en componentes como en gasto energético. Todo este criterio en el equipamiento de la bodega, obedece a la filosofía de avance tecnológico y respeto por las tradiciones.
Buscamos unos protocolos para las fermentaciones que nos permita respetar todo el potencial aromático y cromático de la uva, además de permitirnos un control térmico inmejorable. Los depósitos con una capacidad de uva encubada que varía desde 8.000Kg, a 13.000Kg. nos permite vinificar por terruños, viendo así el potencial de la uva cada cosecha, pudiendo tomar toda clase de decisiones antes de albergar los vinos en barrica

Crianza

Una vez que hemos sabido sacar todo el potencial a la uva y tras la fermentación alcohólica, el vino se desliza por gravedad hasta su nuevo alojamiento, la sala de barricas. Es aquí donde realizamos la fermentación malo-láctica, siempre en madera nueva de altísima calidad de roble francés (80%) y roble americano (20%). Cada año se visitan los bosques y talleres de hendido, así como las diferentes tonelerías de las que nos abastecemos para el envejecimiento de nuestros vinos. Son muchos los parámetros que controlamos, bosques de procedencia, secado de la madera, tipo de grano, protocolos de tostado, etc.… todo este esfuerzo está encaminado en la búsqueda de maderas que nos aporten unas características especiales, con la clara intención de lograr un equilibrio de variedad-madera. La duración del envejecimiento va depender directamente del potencial de la cosecha. Las 3 salas de barricas (sala “LUNA”, sala “SOL” y sala “ESTRELLA”), se ven dotadas de la tecnología que nos permite controlar parámetros fundamentales como son, la temperatura, la humedad y la ventilación en el proceso de envejecimiento, un fenómeno realmente complejo en el que participan diversos procesos mediante los cuales el vino se transforma, ganando complejidad y estabilidad.

Este afán de control en el proceso de producción de la barrica en el que se realiza el proceso de envejecimiento, tiene un porqué.

En primer lugar, el roble aporta al vino aromas y sabores provenientes directamente de las moléculas que componen la madera mejorando su calidad aromática y gustativa. Por otra parte, la barrica permite una micro-oxigenación moderada que tiene lugar a través de la misma porosidad de la madera, a través de las junturas interduelas y por el propio tapón. Esta micro-oxigenación natural proporciona el substrato necesario para que las reacciones y combinaciones dentro de la barrica tengan lugar. De este modo se producirá una estabilización del color del vino y una suavización de la astringencia. Asimismo se producirá una cierta precipitación de parte de la materia colorante y tartárica del vino, evitando que esta parte inestable del color y de tartratos precipite después en la botella.

Finalmente, la conservación del vino en las barricas entraña una evaporación, no menospreciable, de agua y alcohol, lo que comportará mermas que se reponen periódicamente.

Ahora bien, no cabe duda que la aromatización que implica el envejecimiento del vino en barricas de roble nuevo es uno de los principales motivos por el que todos nuestros vinos son elaborados mediante esta técnica.

Los Vinos

El resultado de todo este gran esfuerzo, se ve reflejado en un estilo de vino de marcada personalidad. Alilian refleja a la perfección cada uno de los pasos realizados para la obtención de un vino de gran calidad. En cada cosecha, aun sabiendo de la impronta que nos proporciona las añadas, pretendemos encontrar un nexo común proporcionado sin duda una filosofía de trabajo así como de un proceso en el que se mime cada detalle, donde aparecen los tres grupos de aromas, en primer lugar los terciarios (aportados en el proceso de envejecimiento), los secundarios (cedidos resultado de las dos fermentaciones, alcohólica y malo-láctica) y los primarios (dados por la variedad). Son vinos que desde el primer momento de su degustación, van enseñando todo su potencial, proporcionando un equilibrio de aromas que hacen despertar todos los sentidos.

Bodegas y Viñedos Alilian, presenta tres conceptos de vinos muy diferentes unidos por un nexo común, la calidad y el esfuerzo.